Perspectiva del deporte español a un año de los Juegos de Río

 

Atletismo

Después de la gris actuación de los pasados Juegos de Londres, donde la delegación española cosechó su peor resultado desde Seúl, parece que existen motivos para ser moderadamente optimista de cara a Río.
La irrupción de figuras como Eusebio Cáceres (tercero en el ranking mundial de 2013) o Miguel Ángel López (bronce en el Mundial de 2013 y oro en el Europeo de 2014 y ya con la mínima olímpica conseguida) y el rejuvenecimiento de la capitana Ruth Beitia (bronce en el Mundial de 2013 y oro en el Europeo de 2014) hacen que España pueda contar con opciones de subir al podio, aunque el verdadero nivel del atletismo español se valorará en el próximo Mundial que se disputará en China a finales de este mes.
Además, la reciente nacionalización de Orlando Ortega, sexto en 110 metros vallas en los Juegos de Londres y que ostenta la mejor marca mundial del año, abre la posibilidad de medalla en esta prueba.
Con menos opciones de medalla, aunque luchando por lograr un puesto de finalista, podríamos hablar de Alessandra Aguilar, Beatriz Pascual, Diana Martín, Pablo Torrijos, Álvaro Martín o Borja Vivas, que han cosechado buenos resultados durante el ciclo olímpico.
Al margen de estos nombres, habrá que estar atentos a la evolución de jóvenes valores del atletismo nacional como Ana Peleteiro, Jorge Ureña o Diego García, aunque tal vez la cita de Río aún les llegue algo temprano.

Baloncesto

El baloncesto sea quizás el deporte de equipo llamado a dar más alegría a la afición española. Aunque ni la selección masculina ni la femenina han logrado aún su pasaporte para Río, la lógica indica que deberían clasificarse sin problemas para los Juegos y luchar en la cita brasileña por una de las tres medallas.
La selección femenina se aseguró en el pasado Eurobasket una plaza en el torneo preolímpico que se disputará en junio del próximo año gracias al tercer puesto obtenido que cierra un magnífico ciclo con un oro y un bronce europeos y una medalla de plata en el Mundial. El equipo encabezado por Alba Torrens y bien secundado por jugadoras de la calidad de Sancho Lyttle, Marta Xargay o Anna Cruz se encuentra en la élite del basket femenino y, a buen seguro, lucharán por uno de los puestos de honor, aunque antes deberán certificar su clasificación.
Por su parte, la selección masculina deberá buscar su plaza en Río en el Europeo que se disputará en septiembre o, al menos, lograr la clasificación para el preolímpico del próximo año con un equipo en el que faltan algunas de sus principales estrellas como Navarro, Calderón, Ricky Rubio o Marc Gasol, pero en el que están otros grandes jugadores de la talla de Pau Gasol, Sergio Llull o Felipe Reyes. A pesar de las importantes ausencias, España es una de las favoritas para obtener la clasificación olímpica en el Eurobasket y, desde luego, para asegurarse una plaza para el preolímpico.
Una vez que se asegure la plaza, el éxito de la selección de Sergio Scariolo en Río dependerá mucho de la disponibilidad de los jugadores de la NBA, aunque la importancia de la cita olímpica debería garantizar que la mayoría de ellos estuvieran a disposición del seleccionador italiano para conseguir la ansiada medalla de oro en la que quizás sea la última gran oportunidad de esta generación.

 

Balonmano

El nivel del balonmano español, tanto en categoría masculina como en femenina, continúa estando entre los mejores. No obstante, ambas selecciones deberán certificar su presencia en Río en los próximos campeonatos internacionales (el Europeo en categoría masculina y el Mundial para la femenina) o en los preolímpicos.
En categoría masculina, la transición comenzada por Valero Rivera y continuada por Manolo Cadenas tras los Juegos Olímpicos de Londres ha dado sus frutos y la selección española ha llegado a semifinales en todos los torneos que ha disputado desde entonces. En 2013, el equipo de Valero Rivera consiguió su segundo título mundial, mientras España fue tercera en el Europeo de 2014 y cuarta en el Mundial de principios de año. Por tanto, la selección de Cañellas, Aguinagalde, Sterbik y compañía debería estar en disposición, una vez certificada su clasificación, de luchar por uno de los puestos del podio, aunque el gran nivel de otras selecciones como Francia o Dinamarca augura un torneo muy igualado.
Por su parte, la selección femenina, ha tenido un comportamiento más irregular durante el ciclo olímpico tras la histórica medalla de bronce conseguida en Londres. Si en el Campeonato del Mundo de 2013, España caía en octavos de final, en el último Europeo disputado en 2014, la selección femenina se hacía con el subcampeonato.
La combinación de jugadoras con la experiencia olímpica de Londres como Silvia Navarro, Macarena Aguilar o Marta Mangué y la incorporación de nuevas jugadoras de la calidad de Nerea Pena puede ser una buena mezcla que permita a las españolas luchar por volver a repetir el éxito de los anteriores Juegos.

Boxeo

Las opciones de clasificación del boxeo español para Río pasan por Kelvin de la Nieve. No obstante, aún deberá luchar mucho por hacerse con el billete olímpico a través del Campeonato del Mundo, para el que todavía tiene que clasificarse, o a través de los distintos preolímpicos.
En la última cita importante de cara a los Juegos, los Juegos Europeos, que otorgaban plazas para el Mundial de este año, la actuación española fue algo decepcionante y solo se consiguió una victoria con los seis representantes que compitieron. A pesar de ello, habrá que estar atentos a jóvenes valores como Youba Sissoko o Johan Orozco a los que la cita de Río aún les llega muy temprano, aunque tratarán de apurar sus opciones de lograr una plaza.

Bádminton

Aunque muy poca gente podría vaticinarlo hace cuatro años cuando Carolina Marín debutaba en unos Juegos, la jugadora onubense será una de las más claras opciones de medalla de la delegación española en Río. Y es que la evolución de Carolina durante este ciclo olímpico ha sido impresionante, ganando el Campeonato del Mundo y de Europa, además de otros muchos torneos importantes del circuito, y llegando hasta el número uno mundial, algo realmente complicado para una europea en un deporte con claro dominio asiático.

Al margen de Carolina Marín, muy posiblemente España contará con la representación de Pablo Abián y Beatriz Corrales (que es la segunda jugadora europea del ranking tras Carolina), aunque tendrán más difícil brillar ante la pléyade de estrellas asiáticas.

 

Ciclismo BMX

Parece muy difícil que España debute en Río en una modalidad que, desde su estreno en Pekín, no ha contado con representantes nacionales. España está muy lejos de las potencias mundiales tanto en categoría masculina como femenina, como demuestra el hecho de que no hubiera ningún ciclista español en los pasados Campeonatos del Mundo del pasado mes de julio.

Ciclismo en Pista

Tal y como ha ocurrido en ediciones anteriores, cuando desaparecieron del calendario de los Juegos las pruebas de Madison o de puntuación, las disciplinas que han dado mayor éxito a los pistards españoles en las grandes competiciones no serán olímpicas, puesto que el scratch y la puntuación, donde Albert Torres y Eloy Teruel conquistaron sendas medallas de plata en el último Mundial, no formarán parte de las modalidades que se disputarán en Río.
Así las cosas, en las pruebas olímpicas, las mayores opciones pasan por el ciclismo femenino. A través del equipo de velocidad, que actualmente ocupa el séptimo puesto en el ranking olímpico, España, además de la prueba por equipos, tendría doble representación en el sprint individual y en el kerin que, junto a la plaza de Juan Peralta en el sprint masculino, serían los billetes para Río que actualmente tendría el ciclismo en pista español, aunque es de esperar que España mejore en el ranking del ómnium con la actuación de Leire Olaberría, Unai Elorriaga, medalla de bronce en el último Campeonato de Europa, o Eloy Teruel, noveno en los pasados Juegos.
Al margen de estos nombres, habrá que estar atentos a la evolución de Tania Calvo que, con 23 años, ya cuenta con la medalla de plata en sprint en el Europeo de 2014, y al estado del equipo de persecución masculina que, a pesar de que no brilló en el último Mundial, fue cuarto en 2013 y quinto en 2014.

Ciclismo en Ruta

Un año más, los ciclistas españoles están llamados a ser protagonistas en la prueba en línea de los Juegos Olímpicos de Río. Y es que la calidad de corredores como Alejandro Valverde o Joaquim Rodríguez ha hecho que España no se baje del podio en los Campeonatos del Mundo desde 2012.
No obstante, las características propias de este tipo de pruebas y las particularidades del ciclismo en carretera en los Juegos Olímpicos, donde una selección solo puede contar como máximo con cinco integrantes (cuota que presumiblemente alcanzará el equipo español ya que encabeza el ranking mundial pasada la mitad del año), hacen que resulte difícil controlar la carrera y que el resultado resulte muy incierto.
A diferencia de lo ocurrido en Londres 2012, donde se trazó un recorrido muy favorable a las características de Mark Cavendish, en esta ocasión, el perfil de la prueba en Río es bastante más duro, con una triple subida a una cota de casi 9 kilómetros, algo que favorece las aspiraciones de los ciclistas españoles, que lucharán por volver al podio olímpico.
En la prueba contrarreloj, la situación cambia radicalmente y, aunque la dureza del trazado pueda favorecer las opciones de ciclistas como Alberto Contador, lo cierto es que, a día de hoy, parece impensable que ningún corredor español pueda luchar por las medallas con los grandes especialistas de esta modalidad.

Más incierto es el papel del ciclismo femenino español en Río. Aunque el ranking olímpico arrancó hace apenas dos meses y concluirá a finales de mayo de 2016, tomando como referencia el ranking de 2015, España no sería una de las 22 naciones con derecho a plaza al estar situada en el puesto 24. Habría que acudir al ranking individual, donde la 71º posición de Sheyla Gutiérrez otorgaría una plaza a España al encontrarse entre las 100 primeras.
El ciclismo femenino español no tendrá fácil su clasificación para los Juegos, por lo que conseguir plaza para alguna de nuestras ciclistas, algo que no sucedió en Londres, ya podría considerarse un éxito y un paso importante en su evolución.

Ciclismo Mountain Bike

Al igual que en los Juegos Olímpicos de Londres, parece que España contará con los mismos representantes en categoría masculina en la prueba de mountain bike. España ocupa actualmente el cuarto puesto en el ranking olímpico, lo que otorgarían tres plazas para el país que, casi con toda seguridad, recaerían en Sergio Mantecón, José Antonio Hermida y Carlos Coloma.
Aunque los ciclistas españoles se encuentran dentro de la elite de este deporte, parece difícil desbancar al mítico Julien Absalon y a la potente selección suiza, por lo que, a priori, el diploma olímpico parece el máximo premio.
Más complicado será clasificar a alguna ciclista española en categoría femenina ya que España debería ascender cuatro puestos en el ranking olímpico. Aún así, la 17ª no está muy lejos, por lo que el objetivo de volver a tener presencia de bikers españolas tras la ausencia en Londres es factible.

Esgrima

Los esgrimistas españolas deberán luchar hasta la primavera del próximo año por volver a una competición olímpica tras la ausencia en los Juegos de Londres, aunque la tarea va a ser complicada.
Parece muy complicado lograr plaza por equipos, a pesar del segundo puesto del equipo de esgrima masculino en el Europeo de 2014, por lo que las opciones pasan por clasificar alguno de nuestros tiradores de manera individual. Aquí entraría la baza de Carlos Llavador en florete, que lleva un gran año con el bronce en el Europeo sub23 y en el absoluto, que es el español que cuenta ahora mismo con más opciones de clasificación por delante de Fernando Casares en sable y Yulen Pereira en espada.
En categoría femenina, las opciones de clasificación pasan por Araceli Navarro en sable, ya que en el resto de las modalidades, las españolas están lejos de los puestos olímpicos.

Fútbol

Ni la selección masculina ni la femenina han podido clasificarse para Río y el fútbol español no tendrá representación en los próximos Juegos.
La selección masculina de Albert Celades no pudo clasificarse para el Europeo Sub21 donde se disputan las plazas olímpicas tras caer eliminados ante Serbia, mientras que el equipo femenino, después de hacer historia al participar en su primer Mundial, no logró ser una de las tres mejores selecciones europeas que accedían a los Juegos tras caer en la primera fase.

 

Gimnasia Artística

El estado actual de la gimnasia artística española será evaluado en el Campeonato del Mundo de Glasgow del próximo mes de octubre donde, además, se jugarán buena parte de las plazas olímpicas.
Después de la ausencia de medallas en Londres que rompía una racha de tres ediciones consecutivas subiendo al podio, no sería descabellado pensar en la posibilidad de acceder a uno de los tres metales gracias a la progresión de Raderley Zapata, al que muchos han bautizado ya como el sustituto de Gervasio Deferr. El gimnasta español de origen dominicano, con 22 años, ya logró la clasificación para la final de suelo en el Mundial de 2014, fue quinto en la final del Europeo de 2015 y se llevó la medalla de oro en los Juegos Europeos del pasado mes de junio. Quizá sea demasiado pronto para cargarle con la responsabilidad de una medalla olímpica, pero sin duda es un valor en alza de la gimnasia española.
La mayor esperanza en categoría femenina es Roxana Popa, 13ª en el concurso completo en el pasado Mundial, pero una grave lesión a principios de año ha cortado su preparación y progresión, por lo que habrá que esperar para conocer su estado de forma de cara al proceso de clasificación y sus opciones en Río.

Gimnasia Rítmica

Aunque los mejores resultados se han conseguido en pruebas no olímpicas, ya que en los Juegos no existe división por aparatos, el ciclo olímpico de la gimnasia rítmica española ha sido realmente brillante. Las gimnastas españolas se han llevado los dos últimos oros en la modalidad de mazas del Campeonato del Mundo y un bronce en dos cintas y tres pelotas del Mundial de 2013, que se unen al cuarto puesto de hace dos años.
Aunque luchar por un puesto en el podio olímpico con equipos como Bulgaria, Italia o Bielorrusia no será tarea fácil, lo cierto es que España no se encuentra lejos de las medallas, como ya demostró en Londres.
Más lejos de los primeros puestos se encuentran las gimnastas españolas en el concurso individual, con Carolina Rodríguez luchando por clasificarse para sus terceros Juegos.

Gimnasia Trampolín

A pesar de algún buen resultado en modalidades no olímpicas, España está muy lejos de los mejores puestos en gimnasia de trampolín, por lo que resulta imposible la obtención de ninguna plaza para los Juegos de Río.

Golf

Todo parece indicar que España será partícipe de la vuelta del golf al calendario olímpico tras más de 100 años de ausencia. Actualmente, Sergio García y Miguel Ángel Jiménez en categoría masculina y Azahara Muñoz y Carlota Ciganda en la femenina participarían en el debut del golf español en los Juegos Olímpicos.
En categoría masculina, las medallas parecen un tanto alejadas de los españoles, aunque no imposibles. La baza más segura parece la de Sergio García, que actualmente se encuentra en el noveno puesto del ranking olímpico y que acaba de realizar una buena actuación en el Open Británico, donde acabó en sexta posición. Más remotas parecen las opciones de Miguel Ángel Jiménez que, tras su brillante cuarto puesto en el Masters de Augusta de 2014, no ha pasado el corte en ninguno de los cuatro grandes del calendario.
En categoría femenina, España está viviendo su época dorada con victorias de distinta consideración entre las que destaca el triunfo de 2014 en el torneo International Crown. A pesar de la evidente evolución del golf femenino español en los últimos años, su nivel aún parece algo lejos de las grandes potencias mundiales como Estados Unidos o Corea del Sur, si bien, Azahara Muñoz es 15ª en el ranking olímpico y Carlota Ciganda en el 23º

Halterofilia

Hablar de halterofilia en España es hablar de Lidia Valentín. La haltera leonesa será en Río la gran baza de la selección española con el difícil objetivo de lograr el único gran podio que le falta por pisar en su carrera después de demostrar su calidad al lograr los tres oros en juego en su categoría en el último Campeonato de Europa.
Al margen de Lidia Valentín, aunque más lejos de las medallas, hay que destacar la pujanza de jóvenes valores como Andrés Mata, Josué Brachi o Atenery Hernández, que han brillado en categorías inferiores y han conquistado sus primeras medallas en el Campeonato de Europa absoluto.

Hockey Hierba

Ambas selecciones están a la espera de certificar su clasificación para los Juegos Olímpicos de Río, aunque sus opciones son muy diferentes. Mientras que parece cuestión de tiempo que se den las condiciones necesarias para que la selección masculina obtenga la clasificación, el equipo femenino está pendiente de una carambola en los distintos campeonatos continentales o, más difícil todavía, de lograr el título europeo.
Desgraciadamente, parece que el nivel de España en ambas categorías no es equiparable al de las grandes potencias mundiales, como demuestran los últimos torneos, por lo que la clasificación ya sería un buen botín. En el Campeonato del Mundo de 2014, la selección masculina se quedó en la octava plaza, mientras que el equipo femenino ni siquiera llegó a clasificarse. En el Europeo de 2013, los resultados no fueron mucho mejores, finalizando con sendos quintos puestos.
Tampoco fue muy brillante el paso de la selección masculina por las Semifinales de la Liga Mundial, clave para la clasificación para Río, aunque un buen final con dos victorias en los dos últimos partidos, dejaron muy cerca el billete para los Juegos.
Mejor imagen dejaron las chicas de Adrian Lock que estuvieron muy cerca de dejar prácticamente sellado su pasaporte para Río aunque, finalmente, se complicó en exceso. En el partido de cuartos de final, la selección española dispuso de una ventaja de 2-0 en los shootouts ante Alemania a falta de tres lanzamientos por cada equipo, pero esta renta no fue suficiente para las españolas que acabaron el torneo en sexta posición, alejándose de su objetivo olímpico.

Hípica

Un año más, las opciones olímpicas de la hípica española pasan por la doma, donde los jinetes españoles lucharan por mantenerse en los puestos de finalista con el quinto puesto en los pasados Juegos Ecuestres como principal aval.
Después de varios años de ausencia por las lesiones de sus caballos, Beatriz Ferrer-Salat, medallista olímpica en Atenas, está llamada a capitanear el equipo español acompañada por Mogan Barbançon, José Daniel Martín Dockx y José Antonio García Mena, jinetes que buscarán la plaza olímpica la próxima semana en el Campeonato de Europa, con muchas opciones de lograrlo.

Judo

Tras la época dorada con seis medallas olímpicas en ocho años, el judo español ha atravesado por un desierto en el que no ha subido al podio en las tres últimas ediciones de los Juegos.
A tenor de los resultados en las últimas grandes competiciones, no hay muchos motivos para ser optimistas en la recuperación del judo español, aunque sí hay opciones de clasificar a varios de nuestros judocas.
En categoría masculina, actualmente estarían clasificados Francisco Garrigós y Sugoi Uriarte que, a pesar de no haber obtenido grandes resultados en los últimos eventos, es quizás la mejor baza del equipo español merced a su trayectoria.
En mujeres, España clasificaría ahora mismo a Julia Figueroa, Laura Gómez y María Bernabéu.
No obstante, aún quedan muchos meses para configurar el ranking olímpico definitivo, por lo que aún podría haber muchas variaciones. Quizás el Campeonato del Mundo de este mes de agosto pueda ser un buen termómetro para medir el estado del judo español.

Lucha

Gracias a su excelente trayectoria, resulta imposible hablar de lucha sin acordarse de Maider Unda. A pesar de estar apartada de la gran competición debido a su maternidad, la luchadora alavesa ha regresado al más alto nivel con el bronce en los Juegos Europeos, una muestra de que, a pesar de su veteranía, o gracias a ella, estará una vez más de luchar por una medalla olímpica.
Al margen de Maider Unda, también habrá que estar atentos a Karima Sánchez, que logró una esperanzadora quinta posición en el Mundial de 2014.
En categoría masculina, las opciones recaen en Taimuraz Friev que fue quinto en el Mundial de 2013.
No obstante, todos los luchadores deberán pelear por la obtención de la plaza olímpica a partir del próximo Campeonato del Mundo que se disputará en septiembre.

Natación

Todas las miradas de la natación española estarán puestas en Mireia Belmonte. Aunque la catalana no ha podido demostrar su nivel en el Campeonato del Mundo de Kazán debido a una lesión en el hombro, nadie duda de la calidad de Mireia y de sus opciones de, no solo hacerse con más de una medalla, sino de subir a lo más alto del podio.
Al margen de la gran estrella nacional, la natación femenina española está viviendo su momento más glorioso con la proliferación de importantes figuras como Melani Costa, Jessica Vall, Duane Da Rocha, Beatriz Gómez o Marina García que, si bien tienen complicadas las medallas, están en disposición de luchar por los puestos de finalistas, a pesar de que no están brillando en exceso en Kazán.
El nivel de la natación masculina es más bajo, aunque la evolución de nadadores como Marc Sánchez invita al optimismo.

Natación Sincronizada

Después de la exitosa etapa que la natación sincronizada española en los últimos años, parece que el reciente Campeonato del Mundo de Kazán genera serias dudas sobre las opciones de mantener en Río los puestos de podio conseguidos en Pekín y Londres.
Tras la polémica salida de Anna Tarrés del equipo al finalizar los Juegos de Londres, España mantuvo el buen nivel en los siguientes años y subió al podio en todas las pruebas que disputó en el Mundial de 2013 y en el Europeo de 2014.
Sin embargo, la realidad ha sido bien distinta en Kazán y España únicamente ha conseguido dos medallas en el solo gracias a Ona Carbonell, aunque estas pruebas no forman parte del calendario olímpico. Tanto en dúo como en equipo, aunque el sistema de competición en los Juegos no es exactamente el mismo, España no ha sido capaz de pasar de la quinta posición, por lo que se antoja difícil la reedición de las últimas medallas olímpicas.
No obstante, aún queda un largo año de trabajo hasta llegar a Río y el margen de mejora en un equipo muy joven como el español es amplio y, además, en este Campeonato del Mundo, nuestra mejor nadadora, Ona Carbonell, no disputó las competiciones por equipos, algo que sí hará en los Juegos, lo que sin duda dará un valor añadido al conjunto español.

Pentatlón

Tal y como ocurre en otras disciplinas olímpicas, España está lejos de la élite de este deporte, por lo que, salvo gran sorpresa, Río tampoco contará en esta ocasión con representantes españoles en pentatlón moderno.
No obstante, Aleix Heredia, Cristóbal Rodríguez y Marta García, únicos españoles en el próximo Campeonato de Europa, aún tendrán opciones de luchar por la plaza olímpica.

Piragüismo Aguas Tranquilas

La inesperada retirada del mejor deportista olímpico español, David Cal, ha dejado un poco huérfano al piragüismo en aguas tranquilas, aunque España cuenta con palistas de calidad para intentar olvidar, en la medida de lo posible, al genial piragüista gallego.
Saúl Craviotto es el encargado, por veteranía y éxitos, de tomar el relevo de Cal en busca de su tercera medalla olímpica consecutiva. Junto al catalán, Sete Benavides, tercero en el Europeo de 2015 y cuarto en el Mundial de 2014, y Marcus Walz, medalla de bronce en el Mundial, también podrían tener sus opciones de podio.
En categoría femenina, el ciclo olímpico no ha sido tan productivo, por lo que es difícil esperar un buen resultado en Río.

Piragüismo Slalom

Una de las más claras opciones de medalla de la delegación en Río recae en Maialen Chaurraut. Después de su maternidad, la piragüista donostiarra ha vuelto a un gran nivel con el objetivo de lograr mejorar el bronce de los pasados Juegos como demuestra la medalla de oro del pasado Campeonato de Europa.
Junto a Maialen, habrá que estar atentos a la actuación de Ander Elosegui y Samuel Hernanz, que ya quedaron cerca de las medallas en Londres.

Remo

Después de la ausencia en Londres, el remo español luchará por volver a los Juegos en el próximo Mundial, que comenzará a finales de agosto.
Tras el Europeo de esta primavera, las perspectivas de lograr alguna plaza para Río son positivas, pues hasta tres embarcaciones llegaron a sus finales e, incluso, el dos y el cuatro sin timonel estuvieron muy cerca de la medalla de bronce.

Rugby

El rugby vuelve al panorama olímpico tras más de 90 años de ausencia en la modalidad de rugby a 7 y España cuenta con muchas opciones de lograr clasificar a las dos selecciones.
Ambas selecciones han logrado la clasificación para el preolímpico mundial del año que viene después de la buena imagen ofrecida en el Grand Prix Europeo en el que el equipo masculino fue segundo y el femenino tercero.
La selección femenina mantiene así su buen estado de forma tras el cuarto puesto del Mundial de 2014, mientras que el combinado masculino da un salto de calidad importante después de no lograr ninguna victoria en el último Campeonato del Mundo.

Saltos de Trampolín

Las recientes pruebas de saltos de trampolín disputadas en el Campeonato del Mundo de Kazán han demostrado que España está muy lejos de los mejores saltadores después de que ninguno de nuestros tres representantes lograra pasar de la primera ronda.
Se espera una buena evolución de los hermanos García Boissier pero, de momento, la cita de Río parece demasiado temprana para nuestros saltadores que, no obstante, podrían tener a su alcance la clasificación olímpica.

Taekwondo

El taekwondo español ha vuelto a demostrar en este ciclo olímpico que se encuentra en buena forma a pesar de no haber contado con la mejor versión de nuestros medallistas en Londres.
Joel González, sin duda el mejor taekwondista español, ha superado una grave lesión en su rodilla que le tuvo fuera de la competición durante mucho tiempo, pero la calidad que atesora el catalán ha devuelto a Joel González a los puestos de honor con la medalla de plata del pasado Mundial.
También problemas con lesiones y hasta un accidente de tráfico han interferido en la preparación de Brigitte Yagüe y de Nicolás García, por lo que se su clasificación olímpica es una incógnita.
A pesar de estos problemas, la buena salud del taekwondo nacional se ha visto refrendada con la irrupción de las hermanas Calvo, José Antonio Rosillo (todos ellos medallistas en el último Mundial), Rosanna Simón o Jesús Tortosa lo que nos mantiene como una de las potencias mundiales de este deporte y, como sucedió en Londres, con opciones de subir en más de una ocasión al podio.

Tenis

Aunque poca gente lo hubiera vaticinado hace tres años, parece que las máximas opciones de medalla del tenis español pasan por las mujeres. Durante el ciclo olímpico hemos asistido a la consagración de Carla Suárez con su entrada en el Top-10 de la WTA y la irrupción de Garbiñe Muguruza, que crece a pasos agigantados y que, gracias a su final en Wimbledon, ha conseguido colarse entre las diez mejores jugadoras del circuito. Ambas tenistas han demostrado que pueden codearse con las mejores y ganar a cualquier rival. Incluso han conformado una brillante pareja de dobles que ya ha comenzado a obtener sus primeros títulos y alcanzado finales en torneos importantes como el de Madrid.
No obstante, sería una temeridad descartar a los tenistas masculinos para conseguir una medalla para la delegación española. Aunque este 2015 no está siendo un gran año para los tenistas españoles, la calidad de Rafa Nadal o David Ferrer hace que soñar con una medalla en el cuadro individual no sea una quimera a pesar de los grandes rivales contra los que tendrán que competir.
Además, el dobles, una modalidad que siempre ha otorgado buenos resultados al tenis español en los Juegos, también podría ser una opción viable de medalla después de que dos parejas españolas hayan llegado a vencer en el Torneo de Maestros en los tres últimos años gracias a los triunfos de Marc López y Marcel Granollers en 2012 y Fernando Verdasco y David Marrero en 2013.

 

Tenis de Mesa

Las posibilidades de brillar en un deporte claramente dominado por los jugadores asiáticos es francamente difícil, por lo que no hay grandes esperanzas de brillar en Río, de hecho, en el último Mundial, la mejor clasificación en los cuadros individuales fueron los dieciseisavos de final de Yanfei Shen.
Precisamente, Yanfei Shen es la española mejor situada en el ranking mundial merced a su 39º puesto, aunque el cupo de jugadores por país podría brindarle alguna opción de luchar por el diploma olímpico que tuvo cerca en Londres, aunque no será un objetivo sencillo.
En categoría masculino, Zhiwen He “Juanito” es el español mejor clasificado, pero muy lejos de los primeros puestos en la 85ª posición.

Tiro con Arco

El último Campeonato del Mundo certificó tres plazas para los arqueros españoles para Río. La llegada del equipo español masculino formado por Juan Ignacio Rodríguez, Miguel Alvariño y Antonio Fernández a cuartos de final otorgó a España la opción de competir en Río como conjunto y con sus tres arqueros individualmente, lo que demuestra el buen nivel del tiro con arco masculino.
A nivel individual, España fue el único país que logró meter a tres representantes en los dieciseisavos de final del Mundial, aunque el camino más largo fue el de Antonio Fernández que cayó en octavos. Asimismo, hay que destacar la brillante actuación de Miguel Alvariño en los Juegos Europeos, donde logró la medalla de oro, fiel reflejo de su buena clasificación en el ranking mundial en el que está situado en undécima posición.
En categoría femenina, México apartó a las españolas de los cuartos de final en el Mundial, por lo que tendrán que buscar la clasificación en el preolímpico, pues tampoco se consiguió plaza en la competición individual después de que ninguna de nuestras tres representantes pasara de la primera ronda.

Tiro Olímpico

El tiro olímpico es uno de los deportes que más deportistas españoles ha clasificado ya para los Juegos. La brillante actuación de Fátima Gálvez, plata en el último Mundial, y la sexta plaza de Sonia Franquet en la misma competición, dieron las dos primeras plazas olímpicas para el tiro español. Ya en 2015, la cuarta posición de Jorge Llames en los Juegos Europeos y la reciente segunda posición de Alberto Fernández en el Campeonato de Europa han otorgado otros dos billetes más para Río.
Además, la calidad demostrada por otros tiradores como Pablo Carrera o Jesús Serrano hace que aún haya posibilidades de lograr algún representante español más en Río.
Al margen de las plazas obtenidas, las aspiraciones de Fátima Gálvez de poder subir al podio son muy altas después de que acabara el año 2014 como segunda en el ranking y actualmente ocupe la cuarta posición. No obstante, una competición de tanta precisión hace que sea muy abierta.

Triatlón

El triatlón está llamado a ser uno de los deportes en los que España compita por llegar a lo más alto.
En categoría masculina, el nivel de los triatletas españoles es el más alto en la historia de este deporte, con tres de los nuestros con posibilidades de poder subir al podio en Río. A falta de tres pruebas para finalizar las World Series de este año, Javier Gómez (que recientemente acaba de certificar su clasificación para Río) Noya, Mario Mola y Fernando Alarza encabezan la clasificación, lo que augura un buen papel de los españoles en los Juegos.
La mayor opción de la delegación española será una vez más Gómez Noya que, tras su gran ciclo olímpico, luchará por conquistar el único gran título que falta en su palmarés y mejorar su plata de Londres ante los hermanos Bronwlee, que parece que se erigen de nuevo como sus principales rivales.
En categoría femenina, el nivel de las españolas dista mucho del de sus compatriotas, no obstante, existen posibilidades de clasificar a dos o tres mujeres. Quien está en mejor disposición es la veterana Ainhoa Murua, que actualmente ocupa el 28º puesto en el ranking olímpico; tras ella, Carolina Routier también estaría clasificada , mientras que Tamara Gómez y Miriam Casillas no están muy lejos de los puestos que dan acceso a Río.

Vela

Un año más, la vela española conformará un equipo muy potente con la posibilidad de alcanzar más de una medalla. Actualmente, España ha conseguido billete para Río en siete de las diez competiciones olímpicas y aún se espera que se pueda conseguir alguna más.
Entre las opciones más claras de medalla aparece de nuevo Marina Alabau. Tras lograr la medalla de oro, la sevillana tuvo un parón en su carrera para ser madre y, después de su maternidad, volvió a la competición a lo grande con la plata en el Mundial de 2014, lo que la presenta como una de las grandes candidatas en Río.
Junto a la plaza del RS:X femenino en el Mundial de Santander se consiguieron otras cuatro plazas más (RS:X masculino, 49er masculino y femenino y 470 masculino), entre los que destacan Iván Pastor (5º en el ranking mundial) y el 470 masculino con Joan Herp y Jordi Xammar, campeones del mundo junior en 2013 y quintos en el ranking mundial.
Además, España también contará con la presencia en el debut del Nacra 17 y en el Láser masculino, modalidad en la que también se espera la clasificación en categoría femenina después de la medalla de plata en el Europeo de Alicia Cebrián.
Hay que indicar que las plazas conseguidas son para el país y no para el deportista que la haya conseguido, por lo que podría haber cambios de cara a la composición final del equipo español.

Voleibol
Ni la selección masculina ni la femenina han podido clasificarse para Río y el voleibol español no tendrá representación en los próximos Juegos.
Actualmente, el voleibol español no se encuentra entre las potencias mundiales de este deporte y, con un puesto por debajo del 30 en el ranking internacional, no ha tenido opción de entrar en los principales procesos clasificatorios.

 

Vóley Playa

A pesar de que las últimas grandes competiciones no han deparado grandes resultados, las parejas españolas siguen asentadas en la élite mundial y con opciones de brillar en Río, como demuestra el ranking olímpico.
En categoría masculina, Pablo Herrera y Adrián Gavira, quintos en el Europeo y 17º en el Mundial, se encuentran situados en la séptima plaza del ranking olímpico gracias a victorias como la del Grand Slam de Moscú, mientras que Liliana Fernández y Elsa Baquerizo, que no han logrado pasar de octavos de final ni en el Mundial ni en el Europeo, están actualmente en la novena posición, si bien, virtualmente serían sextas debido al cupo de dos parejas por país.

Waterpolo

Si hay una selección nacional que haya brillado durante el presente ciclo olímpico, esa ha sido sin duda el equipo femenino de waterpolo. La selección dirigida por Miki Oca refrendó su segundo puesto en los Juegos de Londres con los oros del Campeonato del Mundo de 2013 y del Europeo de 2014. Y lo ha hecho con un equipo muy joven que aún tiene mucho recorrido y que llegará en plenitud a Río.
España, que no ha podido defender el título mundial en Kazán tras un prematuro enfrentamiento contra Estados Unidos en cuartos de final, aún debe asegurarse la plaza para los Juegos en el Campeonato de Europa del próximo año o en el torneo preolímpico, cuenta con jugadoras contrastadas a nivel internacional como Jennifer Pareja, Maica García o Anni Espar que la colocan como una de las favoritas a lo más alto del podio.
Peor panorama se presenta para la Selección Masculina, que ni siquiera ha obtenido la clasificación para el Mundial de Kazán. No obstante, el equipo de Gaby Hernández aún cuenta con posibilidades de clasificación para Río a través del Campeonato de Europa y el preolímpico y, pese a que los últimos resultados no han sido positivos, sí hay algunos factores que invitan al optimismo, como la buena temporada realizada por el Atletic Barceloneta, base de la selección con jugadores como Albert Español, Marc Minguell o el jovencísimo Roger Tahull, que alcanzó el tercer puesto en la Champions, aunque no parece aval suficiente para pensar en el podio.

Para más información sobre el proceso de clasificación olímpico: http://clasificacionolimpica2016.blogspot.com.es/

Enlace permanente a este artículo: http://www.docudeporte.es/perspectiva-del-deporte-espanol-a-un-ano-de-los-juegos-de-rio/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies